Canelo Álvarez derriba a Jaime Munguía en una pelea por el título de peso súper mediano el sábado 4 de mayo de 2024 en Las Vegas. (Foto AP/John Locher)

LAS VEGAS – La pregunta de si Canelo Álvarez puede seguir noqueando a alguien probablemente no descarte su victoria por decisión unánime el sábado por la noche, pero sigue siendo el campeón indiscutible de peso súper mediano porque era el boxeador más fuerte y efectivo.

Álvarez (61-2-2), quien cerró como favorito por -380 en BetMGM, se sobrepuso a un comienzo algo lento para dominar y propinarle a Jaime Munguía (43-1) su primera derrota.

El campeón tomó el control total después de derribar a Munguía en el cuarto asalto ante la multitud anunciada de 17.492 personas, que estaba dividida de manera bastante equitativa entre los dos competidores.

LEE: Canelo Álvarez listo para la ‘guerra’ contra Jaime Munguía

Tim Cheatham anotó la pelea 117-110, David Sutherland la tuvo 116-111 y Steve Weisfeld 115-112.

“Cuando me retire, mis números dirán en qué posición estoy”, dijo Álvarez. “Sé que hubo muchos grandes peleadores mexicanos en el pasado, pero yo soy el mejor peleando en este momento”.

Esta es la segunda vez consecutiva que Álvarez no dejó dudas sobre quién era el mejor peleador y demostró por qué, incluso a los 33 años, sigue siendo uno de los grandes de todos los tiempos del deporte. Álvarez también se salió con la suya con Jermell Charlo en septiembre para ganar por márgenes aún más amplios.

Estas dos peleas siguieron a dos victorias y una derrota que fueron todo menos impresionantes. Si bien Álvarez demostró que todavía tiene la clase de su división, todavía no ha logrado un nocaut desde que derrotó a Caleb Plant en 2021, en un lapso de cinco partidos.

Álvarez se mostró circunspecto respecto de lo que podría hacer a continuación y dijo que regresará al ring “si el dinero es adecuado”.

“He luchado contra todos y puedo hacer lo que quiero”, dijo.

LEA: Canelo Álvarez y Jaime Munguía son inusualmente educados antes de la pelea

El período previo a la pelea fue inusualmente civilizado, y ambos peleadores dijeron que estaban orgullosos de representar a México el fin de semana del Cinco de Mayo.

“Esta victoria significa mucho”, dijo Álvarez. “Me alegro de haberle dado esta oportunidad. Munguía es un gran tipo y un gran campeón. Va a tener una gran carrera. Estoy muy orgulloso de que todos los mexicanos estén aquí mirándonos”.

Álvarez guardó sus críticas más duras durante la semana no para su oponente, sino para el promotor de Munguía. Oscar De La Hoya solía estar en la esquina de Álvarez, pero ahora claramente están en lados opuestos y casi incluso llegaron a las manos el miércoles en la conferencia de prensa después de intercambiar acusaciones.

Munguía, de 27 años, fue el boxeador más agresivo en los primeros tres asaltos, e incluso puso a Álvarez contra las cuerdas en el tercero. Álvarez, sin embargo, demostró en el cuarto que no iba a ninguna parte, usando una izquierda y luego una derecha en la cara para enviar a Munguía a la lona con 38 segundos restantes para cambiar el tenor de la pelea.

Luego, Álvarez procedió a picar a Munguía durante los siguientes cuatro asaltos con tiros en la cara. Munguía armó sus propias ráfagas, pero le causaron poco daño notable a Álvarez.

Eso fue hasta el noveno asalto, cuando Munguía le dio algunos golpes en la cara que enviaron a Álvarez hacia atrás, incluso en la esquina en un momento. Pero Álvarez respondió con sus propias combinaciones, incluyendo salir de la esquina, en el round más lleno de acción de la pelea.

Los rounds 10 y 11 estuvieron reñidos, pero en gran medida siguieron las mismas tendencias: Álvarez realizó los golpes más duros.

Munguía salió en la ronda final como si supiera que estaba detrás de las tarjetas de los jueces, pero hizo poco para cambiar el resultado. Fue Álvarez quien nuevamente dio los mejores golpes, usando una combinación con aproximadamente un minuto restante en la cabeza de Munguía y siguiendo con varios tiros más para terminar la pelea.

“Salí fuerte y gané las primeras rondas”, dijo Munguía. “Dejé ir mis manos, pero él es un peleador con mucha experiencia. La pérdida duele porque es mi primera derrota y me sentí fuerte”.

En las otras peleas principales:

— Mario Barrios (29-2) de San Antonio defendió con éxito su título mundial interino de peso welter del CMB al derrotar al argentino Fabián Maidana (22-3) por decisión unánime en el evento co-estelar. Cada juez anotó la pelea 116-111.

Barrios prevaleció a pesar de luchar con el ojo derecho casi completamente cerrado.


Su suscripción no se pudo guardar. Inténtalo de nuevo.


Tu suscripción ha sido exitosa.

“Maidana peleó duro durante 12 asaltos como esperaba”, dijo Barrios. “Una vez que mi ojo empezó a hincharse, fue difícil encontrar mi alcance. Pero nos apegamos a lo fundamental, intentamos encontrar oportunidades y logramos la victoria”.

— El campeón mundial interino de peso pluma del CMB, Brandon Figueroa (25-1-1, 19 KOs) de Welasco, Texas, noqueó a Jessie Magdaleno (29-3) de Las Vegas con un gancho de izquierda en el riñón faltando un segundo en el noveno asalto. terminó.

— El lituano Eimantas Stanionis (15-0) retuvo fácilmente su título de peso welter de la AMB al imponerse por decisión unánime al venezolano Gabriel Maestre (6-1-1) con puntuaciones de 117-111, 118-10 y 119-109.