La celiaquía es una enfermedad que afecta a personas predispuestas genéticamente. En ellas, el gluten presente en ciertas harinas desencadena una reacción inmunológica alterada que daña la mucosa del intestino delgado, causando la malabsorción de nutrientes.